29 may. 2007

POBRE BLOG

¡Qué abandono, el que sufre este blog!. ¿Para qué empezarlo si luego se deja de la mano de Dios?. Esto es como tener niños, cuando los tienes adquieres responsabilidades, tienes que ocuparte de mantenerlos todos los días. Es una obligación. El problema es que con tantas obligaciones ya no sabe uno hacia donde mirar.