27 ene. 2010

Biblioteca: Joseph Haydn y el cuarteto de cuerda. Miguel Ángel Marín.



El musicólogo Miguel Ángel Marín, profesor de la Universidad de la Rioja, ha publicado recientemente “Joseph Haydn y el cuarteto de cuerda” en la famosa colección Alianza Música. Se trata de una aproximación muy acertada al tema. Empieza con un análisis del género y su situación en la época según criterios historiográficos muy actuales, con los que analiza el entorno musical, social y cultural en que se desarrolla el cuarteto de cuerda, haciendo especial hincapié en la figura señera de Haydn, así como las particularidades que presentan los cuartetos en cuanto a forma, estructura armónica y textura musical, señalando los distintos tipos existentes, principalmente en París y Viena, sin olvidar la tradición italiana que encuentra en Boccherini un ejemplo destacado.

Después realiza un análisis de las colecciones de cuartetos de Haydn desde sus orígenes hasta las obras maestras de su época de madurez, para terminar señalando las influencias posteriores del maestro, tanto en sus coetáneos de la escuela de Viena, como en autores posteriores. Se completa el texto con una relación exhaustiva de los cuartetos de Haydn, así como con una completa bibliografía.
He conseguido una grabación de la integral de esos cuartetos y estoy escuchándolos al tiempo que leo el libro de Miguel Ángel Marín. Estoy con la segunda parte, donde comenta las colecciones de cuartetos firmadas por el austriaco.

25 ene. 2010

Biblioteca: El cerebro y la música.



El cerebro y la música (el estudio científico de una obsesión humana), de Daniel J. Levitín en RBA liabros, 2008. 
Solemos recomendar aquí los libros que hemos leído y nos han causado alguna buena impresión. No es el caso de éste. No digo que sea un libro malo, es que es un libro que tiene un público determinado, tal vez el de los médicos melómanos.
Son interesantes los problemas que el libro se plantea, pero, personalmente, no es un tema que me preocupe si la capacidad de los seres humanos para sintetizar ritmos es algo que está en la corteza cerebral, en la parte derecha o en la izquierda del órgano que rige el sistema nervioso del hombre. 
Es cierto que plantea algunas cuestiones interesantes, como el hecho de por qué somos capaces de distinguir una melodía por sus intervalos aunque se hayan cambiado las alturas tonales y los timbres de los instrumentos, pero el autor se preocupa de una topografía del cerebro que para los que no estamos ilustrados en la anatomía humana nos deja un poco fríos. 
Espero que el libro guste a quienes estén interesados en los dos temas de que trata: la música por un lado  y la neurología o neurofisiología clínica por otro.

El Ensemble Contemporaneus en Badajoz.

Olivier Messiaen es, en nuestra particular opinión, uno de los grandes maestros del siglo XX. Fue un gran innovador, pero a diferencia de Arnold Schoenberg, no pretendió crear un sistema sino dar salida a sus ideas musicales. La música de Messiaen se basa en su admiración por el canto de los pájaros, (fue experto ornitólogo), derivado de un sentido de la naturaleza influenciado por San Francisco de Asís. Ferviente católico, fue organista de la iglesia de La Trinidad en Paris desde el año 1931 hasta su muerte en 1992.

De manera que incluir su música en un pequeño ciclo destinado a dar a conocer la música contemporánea entre los aficionados no puede ser más que un acierto. En ese sentido, el pasado Viernes en el Salón Noble de la Diputación de Badajoz el concierto se inició con una presentación de la obra a cargo de Jerónimo Gordillo, músico local, compositor, que fue director de la Banda Municipal y creador de las Escuelas de Música Municipales. En su larga presentación nos desveló los pilares de la obra según su criterio en una disertación amena y didáctica, haciendo incluso sonar al cuarteto en medio de su discurso para mostrarnos los aspectos que quería señalar.
El grupo de Évora, (Portugal), Ensemble Contemporaneus hizo una buena interpretación, con mucho cuidado en las dinámicas que interpretaron de manera sutil, una buna conjunción y un evidente dominio de cada instrumento: piano, violín, violonchelo y clarinete.

21 ene. 2010

El Trío Kandinsky en Badajoz.

El Trío kandinsky vino a Badajoz para demostrarnos que algunos intérpretes se toman la música contemporánea con la misma seriedad o más con la que interpretarían la música de cámara de los grandes héroes de la Historia musical, poniendo el mismo cuidado en interpretar la música de Arvo Pärt o de la extremeña Iluminada Pérez que pondrían en la de Beethoven.

El trío, considerado una de las mejores agrupaciones de cámara de España, está instalado en Barcelona y pertenecen al Conservatorio Superior de Música del Liceo. Funcionan con una gran compenetración estando muy pendientes del ritmo, al mismo tiempo que trabajan con total libertad cada instrumento, apreciándose las características y la forma de hacer de cada uno desde los primeros compases.
La obra del estonio Arvo Pärt, que ocupó toda la primera parte del concierto, es una música sencilla, una especie de neoclasicismo minimalista, pero eso no quiere decir que sea fácil de interpretar. Mozart Adagio es una recreación del estilo del genio salzburgués que utilizan de apertura y cierre del ciclo de temas. Frates es un tema muy conocido del autor. Con base en un completo arpegio de violín, el tema va realizando distintas variaciones que implican tanto las dinámicas como las armonías, lo que requiere una técnica muy depurada del violinista y que fue ejecutado con acierto por Corrado Bolsi. En Für Alin, el pianista Emili Brugalla lució una técnica notable y una acertada lectura de todos los matices, lo mismo que la violonchelista Amparo Lacruz en Spiegel um Spiegel, obra que en principio no estaba incluida en el programa. La segunda parte se inicia con la interpretación de “donde habite el olvido” de la joven autora extremeña Iluminada Pérez, con interesantes indagaciones acústicas y musicales. A continuación ofrecieron el Trío nº 1 de Mauricio Kagel, obra inscrita en el estilo del "collage" que mezcla distintas formas musicales hasta confluir en una obra compleja.
Emili Brugalla presentó de forma acertada el concierto que inscribió entre las diversas músicas post-vanguardias, lo que podríamos llamar músicas post-modernas, según el término tan utilizado hoy en día.

19 ene. 2010

Conciertos y conferencias de autores actuales.

Por fin músicas de ahora en Badajoz. Los próximos días 20, 22 y 23 se podrán escuchar obras de autores actuales. 
Será en el aula "Esteban Sánchez", los días 20 y 23 y en el Salón de Plenos de la Diputación de Badajoz, el día 22. Siempre a las 8:30 horas.
Para más detalle véase la información AQUÍ.

12 ene. 2010

Noticias académicas.

Acabo de recoger mi título de licenciado en Historia y Ciencias de la Música, es decir, en Musicología.




Tenía razón Frank Zappa, es un papel demasiado grueso para hacerse un “peta”. No te quiero decir para usos más sanitarios.



Cuando venía para casa, en medio de un temporal que recordaba el Winterreise de Schubert, el viento traicionero me ha tirado el título al suelo y se ha caído en un enorme charco.



Lo he perdido definitivamente. Ahora nadie se creerá que cursé aquellos estudios.

8 ene. 2010

La Filarmónica de Berlín en la red.


Documentando la entrada anterior he dado con la página de la Filarmónica de Berlín (Berliner Philharmoniker, se anuncia en el video), he podido conocer el sistema de retransmisión de conciertos por la red (mediante “live stream”) y me ha sorprendido la calidad de lo que ofertan.
En su página se puede ver una prueba de la transmisión. Solamente en calidad media (se puede intentar la calidad alta con una buena conexión), la transmisión es excelente, con una resolución mejor que la que ofrece la TDT y una buena calidad de sonido. Teniendo una pantalla nueva de televisión LCD con calidad suficiente y conexión de VGA se puede ver en toda su resolución y a buen tamaño conectando el portátil a la misma.

La temporada completa cuesta 150 € e incluye la posibilidad de escuchar los conciertos en directo y los grabados en ese periodo. Pero se pueden contratar conciertos en directo a 9.90 € o conciertos históricos al mismo precio y con dos días para oírlos cuando quieras, también hay un abono de un mes por 40 € con acceso a los conciertos en directo de ese mes y todo el catálogo grabado de la temporada.

Se puede entrar en la página de la orquesta y pinchar en "media" donde explican el sistema (en inglés).

Esto es mejor que la televisión. Incluso que las cadenas de pago.

Maria João Pires

No me gusta hablar mal de países que no son el mío, especialmente de países a los que tengo aprecio, como es el caso de Portugal que es un país que aprecio por vecindad y porque lo conozco un poco. Pero es el caso que son los propios portugueses los que se quejan de su país. El premio Nobel de Literatura José Saramago habla en su blog del poco caso que se hace en Portugal a la figura de la gran pianista Maria João Pires, reclamando para ella un reconocimiento con motivo de sus sesenta años en los escenarios, (empezó cuando tenía cinco añitos). El caso es que después de mantener una fundación cerca de Castelo Branco, en Belgais, que contó con el apoyo de la UNESCO por su labor humanitaria, tuvo que dejar el país y establecer su residencia en Salvador de Bahía en Brasil, cansada del poco apoyo recibido de su país natal. Parece que en esto los portugueses, (como en muchas otras cosas), no son tan diferentes de nosotros. Peor para Portugal.

El propio Saramago vive en Lanzarote casado con una española y realizó unas
polémicas declaraciones en las que pronosticaba que Portugal llegaría a establecer algún tipo de lazo común con España en el marco de la Unión Europea, en una especie de confederación ibérica. Idea esta del iberismo que siempre ha estado presente en el país vecino.

En cualquier caso, la música de Maria João Pires es universal y trasciende las fronteras, que para eso es música: un lenguaje universal.



4 ene. 2010

Contestación a los comentarios sobre Wynton Marsalis

En primer lugar quiero dar las gracias a Marc, (Marc Bosch), y a Anónimo por sus intervenciones. A este último quiero contestarle por dos razones: porque me lleva la contraria, (hace muy bien), y porque agradezco la extensión de su respuesta.
Nunca me han gustado las afirmaciones que suponen que sólo los que trabajan en un tema pueden valorar y hacer crítica del mismo. Es como si te dedicas a diseñar muebles y pretendes negarme el derecho a juzgar si una silla es cómoda o no: quién lo va a saber mejor que yo que soy el que se sienta en ella. El arte por el arte es una mentira del romanticismo decimonónico, el arte se hace para la gente y la gente tiene que opinar del arte, con base teórica o sin ella. Esto de los expertos es una peculiaridad de nuestra cultura, (que no existe en otras), y tiene su origen en la consabida división del trabajo social que propusieron los teóricos del liberalismo económico como Adam Smith. En el fondo es sólo una estrategia para que la clase burguesa domine a los trabajadores asalariados.
En cuanto a la tradición habría mucho que hablar. La tradición es muy importante en todas las artes, (lo que no es tradición es plagio), pero eso no implica que uno tenga que hacer todo el recorrido histórico de la tradición. Es verdad que es bueno para aprender jazz empezar por los estadios más antiguos de esa tradición, pero tampoco hay que crear reglas dogmáticas y obligatorias.
Respecto a Heráclito pido perdón si mi opinión ha resultado muy agresiva y peyorativa, tampoco pretendía hacer daño. En cuanto a que no es imparcial, he de decir que tampoco lo pretendo. Esto es un blog y por naturaleza es parcial: refiero las cosas que me interesan y digo lo que me parece de cada tema y nadie está obligado a visitarlo. El que entra es porque quiere y siempre es bienvenido.
También he de decirte que el hecho de que critique cierta actitud conservadora del pensamiento musical de Wynton Marsalis no es óbice para que escuche su música con devoción e incluso me haya gastado las perras a lo largo de mi vida en comprar sus álbumes. Especialmente me gustó el que hizo con Herbie Hancock, Quartet y el Trumpet Concertos (Haydn, Mozart, Hummel), ambos de los primeros años ochenta en los que hace unas interpretaciones fabulosas tanto de jazz como de música clásica.
Por último quiero pedir perdón por el lapsus del “kind of blue”, soy muy distraído
.

*